Soberanía popular

El diccionario de la Real Academia Española (RAE) define al concepto de soberanía como la máxima autoridad dentro de un esquema político y al soberano como el ser superior dentro de una entidad que no es material. El siguiente texto extraído de http://democratasdeizquierda.mx/noticia/104_acuerdo-politico-fortalecer-la-soberania-popular-no-anularla.html, me pareció muy interesante, ya que nos habla de fortalecer la soberanía popular, no anularla.

ACUERDO POLÍTICO; FORTALECER LA SOBERANÍA POPULAR, NO ANULARLA


El acuerdo de Estado para la economía resulta indispensable, como lo es para enfrentar la violencia y otros grandes problemas del país.

El acuerdo de Estado no desaparece las diferencias y menos la diversidad política, tampoco anula la competencia partidaria, no obliga a la sujeción de uno a otro, y menos coloca a la política y a los partidos en retirada. Lo que se logra con un acuerdo de Estado es hacer prevalecer los intereses del país por sobre intereses particulares; privilegiar respuestas eficaces para el país por sobre ideologismos; el interés de la nación por sobre egoísmos individualistas, sean de partido o fuera de ellos.

El acuerdo de Estado en Sudáfrica, por ejemplo, no desapareció a los partidos, no eliminó las diferencias entre éstos y menos desapareció las elecciones, como si ello fuese obligado para lograr consensos sociales. Se trata, por el contrario, de empatar los intereses de los partidos y los políticos con los superiores de la gente y del país. En el acuerdo de Estado se trata de hacer prevalecer el interés y la soberanía popular y no de desaparecerla

De manera particular, he venido insistiendo en la necesidad de acuerdos políticos de carácter estratégico que abran camino a una profunda reforma del Estado nacional. Una reforma de este contenido permitiría soluciones estructurales a problemas igualmente estructurales. Un problema de carácter estructural, como es el de la inseguridad, no se enfrentará con éxito mediante acciones ordinarias o superficiales. Albert Einstein solía decir que una forma de locura es hacer siempre lo mismo y esperar resultados diferentes.

¿Queremos resultados diferentes en nuestro país? ¡Hagamos entonces las cosas de manera diferente!

Un ejemplo: pretender resolver el gran problema del estancamiento en la economía nacional, aplicando las mismas fórmulas que durante las últimas tres décadas han fracasado, es una forma —ciertamente— de locura o cuando menos de algún desequilibrio.

El acuerdo de Estado para la economía resulta indispensable, como lo es para enfrentar la violencia y otros grandes problemas del país.

Pero un acuerdo de Estado no debería confundirse con lo que pretenden algunos empresarios y algunos políticos en Michoacán, que en síntesis es lograr que el próximo gobernador de esa entidad fuese resultado de un consenso de los partidos. Entre lo que es un acuerdo de Estado y la pretensión de un gobernador de consenso en Michoacán, existe una diferencia del tamaño del Cañón del Sumidero.

This entry was posted in Bloque 4, Clase 9 and tagged , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s